Segunda noche de conciertos en JamonPop

La larga cuesta que subía hacia el castillo de Cortegana, casi faro de la localidad, se convirtió en un paseo agradable a la par que complicado en el que observar las bonitas casas encaladas de la Sierra de Huelva. Un entorno inigualable a la par que placentero. No había muchos curiosos merodeando la zona, es más, el reloj rozaba las nueve y un ambiente sereno templaba el pueblo como si nada. La Jamonada se había alargado más de lo previsto y las largas horas de buen beber y mejor jamón, junto al sol, causaba estragos entre algunos de los presentes.

Fue Lidia Damunt la encargada de romper el silencio en la segunda noche del Festival de Música Independiente Jamón Pop 2012 a pulso de canciones domésticas y una base ya grabada de antemano. Un experimento que anticipó a los asistentes en lo que fue casi un concierto íntimo con el fundido del día y la noche de fondo. La cantante repasó, sobre todo, su último disco ‘Vigila el fuego’, de donde extrajo canciones como La escritora, Ay Pena o la que da título al cd, cortes que nos hacen ver la capacidad creativa de Lidia a partir del más nimio suceso cotidiano. Y desde abajo, como unos espectadores más, unos poco camuflados Hidrogenesse, compañeros del sello Austrohúngaro y productores de Damunt, no quisieron perderse el primer concierto de la noche.

Tras Lidia Damunt le tocó el turno al trío barcelonés de electrónica Balago. La formación, sincronizada a la perfección, introdujo pequeñas dosis de electrónica relajada a base de psicodelia pop en un enclave particular para esta música. La actuación estuvo, además, acompañada por una curiosa selección de vídeos traídos por el grupo. Niños vagando, humanos que se acercaban extasiados hacia una posible nave intergaláctica, un hombre con un cuerpo de mujer en sus brazos deambulando por empedradas calles,… La puesta en escena sumergía a los presentes en un mundo abstracto lleno de paz a la vez que de incertidumbre.

Si alguien fue dueño de su actuación y, por ende, de la noche en Cortegana, ése fue el grupo Hidrogenesse. Nada más salir al escenario, animaron con una exhortativa a que el público se acercase a las primeras filas. Consiguieron hacer bailar a un respetable disperso y apocado. Pero, sobre todo, lograron la carcajada de los asistentes con su particular manera de hacer música. El grupo es experto en fundir  las melodías más pegadizas y automáticas con las letras más esperpénticas y ridículas como Un Mystique Determinado, que anunciaba entre líneas el nombre del último disco ‘Un dígito binario dudoso’ y es fruto de la traducción automática de un ordenador a partir de varias frases de Morrisey sacadas de contexto. Los guiños al vocalista de The Smiths no acaban ahí, Eres PC, Eres Mac y su particular crítica a una sociedad sumida en la problemática que las nuevas tecnologías influyen en las relaciones humanas, posee las notas de una canción escrita para el cantante inglés. Un tema que enchufó los ánimos del público, quienes agitaban brazos y saltaban mientras coreaban los estribillos del technopop. No faltaron sus particulares cuadros dramáticos, que levantaron la moral de la noche, en el que era al igual que su último disco, ‘Un dígito binario dudoso’, un homenaje al científico homosexual Alan Turing y un repaso musical a varios aspectos de su tortuosa vida.

Napoleón Solo llevaba tiempo deambulando entre el público. Junto a Hola a todo el mundo era la apuesta más joven e inexperta de la noche. Canciones en las que la voz se pierde a veces y un ligero desafino que incomodó a algunos miembros del grupo y que intentaron subsanar en mitad de la actuación pero que consiguieron hacer bailar a unos espectadores con vaso en mano. A pesar de tener un inicio reciente y contar con el apoyo de Eric Jiménez (batería de Los Planetas y Lagartija Nick), que no estuvo presente, la banda se mostró crecida por momentos. Una actuación que culminó con la presentación de los miembros y unos poco acertados cantos conjugando la palabra “JamonPop”.

I am Dive, el proyecto de los sevillanos Esteban Ruiz y José A. Pérez, nos acerca a ritmos eléctricos y envolventes acústicos en los que ambos músicos, con una larga trayectoria en grupos por separado, apuestan por el inglés como motor de su expresión en su último trabajo. Un disco con poco más de un año pero que poco a poco, gracias a puestas en directo como éstas, se van abriendo paso entre el panorama indie.

Como cierre de la noche, unos Hola a todo el mundo que ya llevaban varias horas mezclándose entre el público, fueron los encargados de concluir esta sexta edición de JamonPop. Ataviados con su estética retro con pantalones de campanas, camisas de cuadros y largas melenas combinadas con bigotes setenteros, el juvenil grupo apenas se diludía entre la gente. Pacifismo y ritmos de pop folk corrieron por el aire fresco y azotador de la madrugada corteganesa poniendo punto final al Festival de la Sierra de Huelva.

Mira más fotos de la noche del sábado en nuestro álbum de Flickr.

María José Gata/ Juanjo Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s