Y lo típico se une a lo conveniente: ‘Todos mienten’, de Soledad Puértolas

Dependiendo de en qué circunstancia y bajo qué pluma, el lector puede olvidar una pésima trama o historia y centrarse —si ello lo merece— en un estilo pulcro y personal reconociendo su valía. Y digo depende, porque no siempre se da. Todos mienten de Soledad Puértolas se escapa a esta medio hipótesis. La escritora, miembro de la Real Academia de la Lengua Española, no introduce ningún elemento de inflexión en esta novela de toque costumbrista que cuenta una historia demasiado fácil de olvidar.

Javier Arroyo, un chico madrileño en plena juventud, es el protagonista de una trama en la que desfilan bastantes personajes casi sin orden ni concierto. La pérdida del padre, un excelente dramaturgo, marca la historia de la familia y la del propio protagonista, un ser aburrido, plano y sin muchas aspiraciones. El apego a la familia y la percepción de una vida que no experimenta cambios trascendentales son los grandes temas de la obra.Soledad Puértolas

Las apenas 150 páginas de esta novela, publicada en 1987, se tornan tediosas y casi despojadas de novedad para el lector. Ni siquiera se puede decir que sea una novela con temas eminentemente femeninos. Hay algunos aciertos en percepciones que la autora refleja en sus personajes femeninos, pero estos cuadros de lucidez son los menos. No es la primera novela de la escritora y puede parecer para un lector exigente casi una tomadura de pelo. No solo es que lo que se cuente se pueda catalogar de banal sino que Puértolas tiene un estilo caracterizado por una prosa lineal, monótona y sin vuelta de tuerca. No parece que estemos ante una autora, por entonces, con dos novelas ya en el mercado, y que cuenta con el apoyo de la crítica de la época.

Estamos ante lo que podría catalogarse como una historia del montón, donde más que nunca el estilo del escritor es lo que juega la mayor baza. Soledad Puértolas no logra cautivar con una historia cogida con pinzas y que queda a la altura del betún al lado de la buena novela de asuntos familiares como La tía Tula de Miguel de Unamuno en la que cabe la filosofía y la madurez del autor.

Todo transcurre sin estrépitos. Sin idas ni venidas. Casi como un juego de niños que acaba disolviéndose cuando uno de los dos se aburre. Soledad Puértolas debió sumirse en el tedio mientras escribía estas páginas. No hay voluntad de hacer reflexionar. No hay enfrentamientos entre los personajes. Estos carecen de evolución psicológica y fomenta estereotipos más que estancados.

En definitiva, una obra prescindible de la literatura española donde ni siquiera se da un trabajo sobre la psicología femenina, protagonizada por la madre del protagonista: eje central de la novela. Es una mujer contradictoria a la que faltan argumentaciones y un poco de credibilidad y redondez. El cuadro de mujeres estereotipadas lo completan las amigas de ella. Falta ironía, sagacidad y novedad en esta historia. Y por supuesto, una edición de calidad revisada donde sobre el terrible laísmo, leísmo y loísmo que tanto daño hacen al lenguaje. Le concedo el beneficio de la duda ante posibles mejores novelas. Así lo espero.

María José Gata

Anuncios

2 Respuestas a “Y lo típico se une a lo conveniente: ‘Todos mienten’, de Soledad Puértolas

  1. ¿Por qué somos, algunos, tan ariscos? Nos acaban gustando más las críticas que se ensañan con los libros que esas que los ensalzan. Mejor películas con malos finales que finales felices que pocos se creen. A mí Puértolas no me interesa lo más mínimo, pero resulta que ahora tengo curiosidad. Pero no, no voy a satisfacerla. Demasiado poco tiempo cuando hay buenos libros pendientes.

    • Pues sí, esa es la verdad. El tiempo es corto para gastarlo con libros nimios cuando hay grandes historias que aún esperan. Es cierto que el efecto llamada es la crítica negativa y puede ser que lo hagamos para convencernos de que ese alguien que lo ha escrito se ha molestado en leerlo y echarle tiempo. Personalmente, no había tocado antes nada de Puértolas pero este inicio no ha sido muy prometedor. Gracias Francesc por seguirnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s